Extranjería

Ciudadanía

Abogados de extranjería, ciudadaníaLa ciudadanía es la condición de pertenencia de un individuo (ciudadano) a una sociedad o comunidad organizada.

Por lo tanto, la cualidad de ser ciudadano de un Estado consiste en un vínculo jurídico que une al individuo con el Estado y supone la obtención de una serie de obligaciones (como respetar las normas jurídicas y las normas de convivencia de esa sociedad) y derechos políticos (como el derecho de voto y otros derechos para participar en los asuntos del Estado).

La ciudadanía se adquiere, por norma general, con la mayoría de edad, momento en el que se considera que un individuo posee la capacidad y los conocimientos básicos sobre la sociedad como para cumplir debidamente con sus deberes y derechos.

Por otro lado, pueden existir casos excepcionales en los que se adquiere la condición de ciudadano mediante el matrimonio y el paso de varios años. Ahora bien, también habrá personas que pueden ser privadas o suspendidas de esta condición por diversas razones como condenas penales.

Nacionalidad

Abogados de extranjería, nacionalidadLa nacionalidad es un concepto polisémico de gran importancia en las ciencias sociales, el derecho privado, el derecho constitucional y las relaciones internacionales; que puede referirse a: Nacionalidad jurídica, administrativa o de pasaporte: la pertenencia de una persona a un ordenamiento jurídico concreto.

La nacionalidad es la unión jurídica de un individuo con un Estado, lo que supone ciertos derechos pero también una serie de obligaciones entre las partes.

Uno de los derechos que se adquieren a través de la nacionalidad es la protección por parte del Estado (por ejemplo protección y asesoramiento de un individuo cuando se encuentra en el extranjero). Por otro lado, la obligación del individuo frente al Estado es el cumplimiento de sus normas.

Modos de adquisición de la nacionalidad

Las dos formas más generalizadas de obtener una nacionalidad concreta es por nacimiento o por naturalización. Aunque con variaciones dependiendo de la legislación de cada país, podemos decir que existen cuatro vías específicas de adquisición de una nacionalidad.

Nacionalidad originaria (por nacimiento):

  • Ius sanguinis (derecho de sangre). La nacionalidad que se adquiere es la de los padres, independientemente del lugar de nacimiento.
  • Ius soli (derecho de suelo), otorgada por lugar de nacimiento, sin tener en cuenta la nacionalidad de los padres.

Nacionalidad derivativa (por una modificación en la originaria):

  • Ius domicili (derecho de domicilio). Obtener la nacionalidad por residencia dependerá del tiempo y los plazos marcados por cada país.
  • Ius optandi (derecho de optar), consiste en decidir un nacionalidad entre varias a las que se tiene derecho (por ejemplo cuando la nacionalidad de una persona por sangre es diferente a la de suelo, y puede decidir una de las dos).

En todos los casos existe la posibilidad tanto de perder la nacionalidad (por incumplimientos graves de la legislación dependiendo el país o por adquisición voluntaria de otra distinta) como de recuperarla posteriormente, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos.

¿Cómo se adquiere la nacionalidad española?

Concretamente, la legislación constitucional de España indica cinco modos diferentes de adquisición de la nacionalidad española (cada uno de ellos con varias especificaciones). Así lo muestra también la web del Ministerio de Exteriores que explica los modos de adquisición de la nacionalidad en España:

  • De origen: para españoles nacidos en España, nacidos de padres españoles o menores de 18 años adoptados por un español.
  • Nacionalidad por opción: para extranjeros que cumplan una serie de condiciones como por ejemplo que su padre o madre fueran españoles y la persona interesada hubiera nacido en España.
  • Por residencia: en general tras demostrar haber residido durante diez años de forma legal y continuada aunque existen casos especiales donde el periodo exigido es menor.
  • Nacionalidad por carta de naturaleza: otorgada por el Gobierno por circunstancias excepcionales.
  • Por posesión de estado: una persona con posesión continuada y utilización activa de la nacionalidad española.

En España, no se establece como vía de obtención la nacionalidad española por matrimonio con un español ni tampoco por tener hijos españoles.

Diferencias entre nacionalidad y ciudadanía

Abogados de extranjería en MadridNo debe confundirse el concepto de ciudadanía y el de nacionalidad.

La ciudadanía está relacionada con los derechos políticos y sociales de una persona en un país determinado (como por ejemplo el derecho a voto), pero contar con la ciudadanía de un país no implica necesariamente tener su nacionalidad.

La nacionalidad vincula a todos los individuos con el Estado independientemente de que tengan o no los derechos políticos.

Contar con la ciudadanía de un país no implica necesariamente tener su nacionalidad. Es decir, habrá personas que sean nacionales pero por diversas razones (edad, condenas penales...) no sean ciudadanos y no puedan ejercer los derechos como tal.

Exequatur

Abogados de extranjería, ExequaturEl exequatur (también denominado exequátur o execuátur) es el procedimiento jurídico que se encarga de examinar si una sentencia (o laudo) extranjera es válida y cumple ciertos requisitos para que posea plena eficacia y se pueda ejecutar en otro país distinto del que se dictó dicha sentencia.

Por lo tanto, el exequatur se constituye con un doble propósito: la homologación de una resolución judicial extranjera (tras el exequatur esta resolución será reconocida y ejecutada como española), o bien la declaración de que una resolución no es susceptible de reconocimiento ni ejecución en España.

Uno de los casos más frecuentes de este tipo de procedimientos es el exequatur de divorcio, el cual supone la solicitud de reconocimiento y ejecución de sentencias de divorcio de un matrimonio en un país extranjero.